jueves, 10 de abril de 2008

1375 gramos de carne en un merecido homenaje o uno de los mejores sitios del mundo para comer carne


"Mi amigo" y su hermano pequeño....


Empezando la faena...


Un cadáver a los postres....


Voy a empezar este blog por uno de los sitios que más me emocionan, "La parrilla de San Bartolo" de Ucero, Soria.

Hace ya dos años qe abandoné Soria, y he de reconocer que lamento mucho haberme ido, en especial por lo espectacular de sus carnes. Así que en octubre del 2007 volví y me dí un merecido homenaje en compañía de unos buenos amigos, en especial David y Encarna, a los que deseo lo mejor con su nuevo proyecto y su nuevo hijo.

Si hay un lugar que destaca por encima de todos, no sólo en Soria, sino también en el Burgo, es "La Parrilla de San Bartolomé", en Ucero, a unos 6 kilómetros del Burgo de Osma, dirección a el celebérrimo "Cañón del Rio Lobos", donde Ángel nos deleita con unas "tremendas" carnes a la brasa. Las malas lenguas dicen que también hay pescado, pero no es más que un burdo bulo. Muy recomendables las setas y el solomillo, sobre todo para estómagos delicados, ya que estos últimos no suelen sobrepasar los 400 gramos de una exquisita y dulce carne de ternera. Los chuletones, a peso, como manda la tradición y para acompañar, verde o pimientos.

Ángel es una auténtica máquina con las brasas, consiguiendo ese punto de "Crudo pero no frio" del Coronel Kilgore (Rober Duvall) en "Apocalipse Now", tan difícil de encontrar por estos lares por donde me hallo. Si la quieres más cocinada, Ángel no te pondrá problemas, pero no pretendas que jodiendo la carne te mire bien. En el sur, a lo mejor se entiende. Aquí no.

El precio, de impresión; cuando os lleve la cuenta no os lo podréis ni creer. La calidad, asusta y los vinos...bueno, sólo hay uno, pero acompaña bien a las carnes ¿qué más quieres? Que no esté la Guardia Civil jodiendo a todo el mundo a la salida, excepto a sus compañeros, que el día del chuletón de la foto llevaban ya dos botellas Magnun para dos parejas. Eran los mismos que me hicieron a mí la alcoholemía (positiva, mandril, que es lo que estás pensando) un par de años antes. Ya se sabe el refrán: "Haz lo que yo diga, pero no lo que yo haga".

Seguro que a los críticos gastronómicos no les gustará, pero que se jodan, que para eso les pagan. Al resto del "mundo mundial" les dejará entusiasmados y con ganas de volver. Del colesterol que se preocupe el que lo tiene que hacer, el médico.

De lo mejor que te puedo recomendar si te gusta la carne sin excusas ni contemplaciones.

Conviene reservar los fines de semana en el teléfono 975 36 35 63, porque puede ser que te des el viaje para nada. El restaurante tiene una capacidad limitada y la demanda es, a fecha de hoy, muy alta. Por algo será.

Parrilla de San Bartolo
Carretera Burgo-san Leonardo S/N
42317 Ucero

Cómo lle

5 comentarios:

Quique dijo...

Caballero Txus…

Aún no habrá digerido tamaño pedazo de carne cuando, llegado el junio de este año, haga usted la visita que le prometí a mi sitio favorito de estos bravos manjares de mioglobina.

Acuérdese de aquella conversación. En Valencia también se come carne.

Abrazo
Quique

Txusmarcano dijo...

En eso estoy pensando. Una de las próximas entradas al blog será la experiencia valenciana. Oye¿Cómo te has enterado tan rápido? Lo acabo de hacer esta noche.

Quique dijo...

lletraferits - escola muuu

jejejejejeje
viva la carne!!!!

Jose dijo...

Lo siento, pero a usted le faltan muchos lugares del planeta por visitar para luego enunciar con absoluta imparcialidad donde estan los mejores sitios del munndo para comer carne ;)

Soniccomix dijo...

Jajaja.
Los famosos 1375 gramos de carne.
Que gusto da verlo, degustarlos ya no te digo "na".
Soy Xavi, del 3cit.
Saludos